¿Cómo trabajar con influencers? Consejos para tu estrategia de influencer marketing

El término «Influencer» se ha convertido en una de esas palabras que está en boca de todo el mundo. Trabajar con influencers es, de hecho, una de las técnicas de marketing y comunicación que más auge tienen a día de hoy. Si quieres que tu marca trabaje con estos creadores de contenido, te contamos qué tienes que tener en cuenta para establecer las bases de una colaboración exitosa.

¿Qué es el influencer marketing?

Para definir este término, primero tenemos que aclarar quiénes son los influencers, aunque seguro que la mayoría lo conocéis. Se trata de personas que crean contenido de valor y que poseen una comunidad en redes, interactuan casi a diario y tienen influencia sobre ella. Muchos de los jóvenes actuales (y no tan jóvenes), envidian a los influencers porque tienen montones de regalos o disfrutan de experiencias en lujosos hoteles… Pero, hay que aclarar, que eso es una parte del trabajo del “influencer marketing”. 

El marketing de influencers consiste en promocionar productos a través de estas personas dirigiéndonos a su comunidad. Es una forma menos intrusiva para el espectador y más efectiva para la empresa, ya que los seguidores del influencer confían en él y habrá una gran parte de ellos que sigan sus recomendaciones.

En la actualidad, es una práctica muy importante (y cada vez con mayor peso) en marketing digital.

El influencer no sólo sube selfies. También generan contenido de apoyo para las marcas con las que colaboran.

Cómo puede ayudar a tu marca trabajar con influencers

Como ya he mencionado anteriormente, la gran ventaja de esta práctica es la confianza que depositan los seguidores del influencer en él, además de otros factores que podrían beneficiar a tu marca:

  • Se trata de un marketing diferenciado, el público está segmentado por gustos. Los seguidores de un influencer compartirán los valores o les gustará el contenido que este comparte, por eso son parte de su comunidad. Se puede incluso llegar a nichos de mercado muy específicos gracias a esta estrategia, pero esto depende de los objetivos de la empresa y del tipo de influencer contratado para la campaña.
  • La marca obtiene mayor alcance, ya que el influencer la menciona delante de todos sus seguidores. Es posible que la empresa no llegara a esos perfiles de otra forma más natural y, gracias a esta estrategia, consigue ubicarse en la mente de sus clientes de una forma más orgánica.
  • Trabajar con influencers mejora la tasa de conversión: se obtienen más visitas al perfil o a la página web de la empresa, además de un incremento en las ventas. Es una estrategia que podría formar parte de tu plan de marketing digital anual y que te ayudaría a ganar visibilidad para tu marca.
  •  Su rendimiento es fácil de cuantificar, y no solo cuando se facilitan códigos de descuento al influencer contratado, ya que es posible que muchaspequeñas empresas no se puedan permitir esta práctica. Recuerda siempre que el objetivo es mejorar la eficiencia de esta práctica, no acabar perdiendo dinero. Se pueden conocer el número de visitas a través del link facilitado al influencer o comparar las visitas a la web o las ventas antes, durante y después de la campaña publicitaria.
  • Aporta creatividad a sus mensajes de marca. Muchas veces, en las empresas estamos acostumbrados a promocionarnos de una forma determinada, por eso, trabajar con influencers que suelen ser personas creativas y pueden dar un toque personal a tus mensajes, puede ayudarnos. crear un mensaje más diferenciado. Aunque esto depende de los términos que se establecen en el contrato, por supuesto.
  • Mejora la imagen y posicionamiento de la marca, esta ventaja está relacionada con la confianza que depositan los seguidores en los influenciadores. Si recomiendan tu marca, su comunidad le atribuye comentarios positivos, aunque sea de manera inconsciente… ¿te suena la personificación? 

¿Qué debes tener en cuenta para trabajar con influencers?

No todos los influencers son iguales. Ni trabajan todos igual, por eso, antes de lanzarte a trabajar con influencers necesitas hacer tu propia investigación para dar con el perfil adecuado para tu campaña.

Si esto te pilla de nuevas, vamos a darte unos consejos que, con seguridad, te ayudarán en esta decisión: 

  1. ¿Cuál es tu identidad de marca? Este es el paso fundamental para escoger a la persona correcta, tiene que compartir los valores de tu marca si quieres llegar a una comunidad acorde a los mismos.
  2. ¿Qué tipo de producto vendes en tu empresa? ¿Comida saludable? Pues no debes acudir a un influenciador que solamente recomienda videojuegos… parece obvio ¿verdad? El tipo de contenido que suele recomendar o compartir una persona en sus redes nos indica los gustos de sus seguidores, la siguen por esa razón.
  3. Céntrate en los motivos y objetivos de la campaña: ¿por qué has decidido acudir a influencers para hacer promociones? ¿Qué producto o servicio concreto quieres publicitar? Define tus objetivos, es decir, ¿lo haces solo por tener mayor alcance de marca o quieres obtener un aumento concreto de ventas?  
  4. Sé coherente. Si posees una óptica con tienda física en Valencia y tu objetivo es aumentar tus ventas, es evidente, que una promoción con un influenciador grande al que siguen perfiles de toda España no va a tener la misma repercusión que un personaje muy conocido localmente, ya que sus seguidores estarán más concentrados en el segmento al que te diriges. ¡Analiza muy bien tu situación y a tu entorno antes de contratar una campaña con un Influencer!
  5. ¿En qué plataforma quieres promocionarte? No todos los influencers tienen presencia en todas las redes sociales, algunos tienen mayor interacción y contenido en YouTube que en Instagram, o viceversa. Cada uno tiene una red social en la que destaca, y debes definir en cuál de ellas quieres lanzar la campaña para escoger a la persona correcta. Pero, además, debes establecer este objetivo en base a dónde se encuentran tus clientes, por eso es tan importante que realices un análisis de situación previo a iniciar cualquier trabajo o colaboración con creadores de contenido.
Los influencers generan contenidos que comparten con su comunidad para hacer llegar nuevos productos o servicios de forma orgánica

Tipos de influencer que puedes encontrar

Pues sí, existen diferentes tipos de Influencer que puedes encontrar en las redes y cada uno de ellos se distingue, no sólo por su contenido, si no  por el número de seguidores, es decir, por la cuantía de su alcance o comunidad. Encontramos las siguientes denominaciones:

  • Nano influencer: su comunidad es pequeña (hasta 5000 seguidores), pero suele haber mayor confianza y cercanía. Además, suele ser un público más segmentado.
  • Micro influencer: de 5000 a 100.000 seguidores. Son personas especializadas en un ámbito. Generan simpatía y por eso han llegado a una gran cantidad de personas. Suelen tener varios años de experiencia en redes. 
  • Macro influencer: de 100.000 al millón de seguidores. Su contenido no suele estar centrado en un solo ámbito, por eso, su audiencia es más diversa que las anteriores y suele estar menos comprometida con la persona, 
  • Mega influencer: a partir del millón de seguidores. Son personas conocidas a nivel mundial. Como actores, modelos, músicos, etc. 

Obviamente, las cifras de seguidores son orientativas, y en verdad su influencia se mide a través del nivel de compromiso y confianza con sus seguidores, es decir, de su engagement

En la actualidad, hay muchos usuarios que compran seguidores (estrategia que, desde Marketing con Cabeza, no recomendamos que utilices), pero estos no consiguen un compromiso real ni cercanía de su comunidad. Todo esto, además de restarle credibilidad a su contenido genera datos falsos: pues los bots o seguidores falsos no son personas con intereses reales, por lo que es muy difícil poder dirigir una campaña de publicidad eficiente si los datos de que disponemos no son reales.

El código ético de los influencers

Como último punto querríamos contarte un poco acerca del “código ético de influencers”. Está en marcha desde el 1 de enero de 2021, y aunque no es totalmente una ley, es la única “regulación” que hay hasta el momento para garantizar la calidad y veracidad de este tipo de publicidad. 

Esta medida, intenta controlar la transparencia y veracidad de las promociones a través de influencers. Las empresas y agencias de marketing y comunicación ya se han comprometido a cumplirla, y eso, por supuesto, arrastrará al influencer a publicitar de forma correcta para poder mantener colaboraciones comerciales con marcas de forma sostenida en el tiempo.

Desde nuestro punto de vista, puede ser mucho más favorable para las empresas porque ayuda al reconocimiento de la promoción y le otorga un marco de seguridad. Habíamos llegado a un punto en el que el consumidor de redes ya no sabía qué era promoción y cual recomendación personal (sin contrarrembolso o regalado). ¡Se perdía esa credibilidad del influenciador y de la marca! Y cualquier acto que ayude a mejorar la experiencia del cliente con la empresa, siempre es bienvenida.

Es posible que este código ético marque un antes y un después en la forma en que se publicitan los contenidos en redes sociales, pero esto sólo redundará en mayor seguridad para el consumidor que es quien, al final, tiene la última palabra.

Más sobre estrategia en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.