Cómo hacer networking empresarial: 5 claves para aplicarlo

Es posible que hayas oído el término «networking» con frecuencia durante los últimos años, pero nunca había tenido tanta relevancia en el entorno digital como la tiene ahora. Hacer networking consiste en poseer una red de contactos del entorno profesional en el que te encuentras.

Es decir, en términos empresariales, consiste en generar contactos con profesionales para conseguir los objetivos de negocio o buscar nuevos clientes. Vamos a descubrir qué puede aportar hacer networking a tu empresa o emprendimiento.

¿Qué beneficios aporta a mi empresa?

Tanto si acabas de comenzar en el mundo empresarial como si llevas muchos años dentro de él, la técnica de networking seguirá sumando valor a tu empresa.

Podrás conocer gente del sector, con unos intereses similares a los tuyos e intercambiar así opiniones y conocimientos e incluso bienes y servicios. Además, nunca se sabe dónde podemos encontrar una mejor oportunidad laboral e incluso una alianza con otra empresa para conseguir mayores beneficios. Esto es networking en estado puro.

Gracias a esto, también tendremos una visión general del mercado: conoceremos a nuestros competidores directos e indirectos y podremos analizar puntos de mejora para nuestro proyecto.

En el caso de que necesites un pequeño empujoncito para continuar en el mundo laboral, también hay hueco para ti. Gracias a hacer networking, podrás conectar con inversores o socios que apoyen tus propuestas, y, si estas no son tan buenas como pensabas, tendrás otros puntos de vista sobre los que ponerte a trabajar. 

Ahora que conoces todos estos beneficios, te estarás planteando cómo puedes incorporarlo a tu empresa, así que vamos a enseñarte cómo realizarlo. 

el networking consiste en establecer relaciones con otros profesionales del sector para tener conexiones con empresas diferentes y aprender

Construyendo tu red de contactos: networking en estado puro

Crear una red de contactos no es tarea fácil, lo sabemos, pero no te desanimes, te enseñaremos cómo hacerlo para tener un respaldo de gente que confíe en lo que haces. Pero, lo fundamental para ello es que sepas mantener el contacto, valga la redundancia. Sin este paso, por muchas personas que conozcas, no te servirá de nada, ya que tienes que ser constante o ellos se olvidarán de ti. 

Comenzaremos mencionando aquellas actitudes y acciones que debes mantener constantemente si quieres lograr el 100% de tus objetivos. 

  1. Practica habilidades sociales: Realiza una escucha activa, mantente positivo, ten paciencia e iniciativa para lograr sobresalir entre las personas del entorno. Es importante el contacto visual y la postura corporal. Además, cuando tengas una conversación con una persona que te puede aportar beneficios, estate atento a todos los detalles e incluso puedes anotar posteriormente sus gustos y aficiones para tener un tema de conversación más adaptado en el próximo encuentro. Tu actitud marcará la diferencia en la impresión de los demás, mantente proactivo. 
  1. Ten claros tus objetivos. Como toda estrategia de marketing, debe tener unos objetivos claros y que además puedas analizarlos posteriormente para conocer los resultados. Organízate, proponte un plan y cumplelo. No pospongas estas acciones, pueden ser imprescindibles para tu empresa. 
  1. Sigue a tus contactos: mantente al día de sus logros o actividades, Celebra sus triunfos y apóyalos. Recuerda que el sistema debe ser recíproco, actúa igual a como te gustaría que actuasen contigo. 
  1. Actualiza tus redes sociales semanalmente: en la era digital, la mejor forma de crear contactos es a través de plataformas sociales, principalmente para realizar networking nos centraremos en dos: LinkedIn y Facebook. Es importante que mantengas tu estrategia de visibilidad en las redes lo más trabajada posible.
La mejor forma de mantenernos al tanto de nuestro sector, es mediante relaciones con otros profesionales.

El networking es social

Por suerte, vivimos en una época en la que estar conectados y socializar se puede hacer de muchas formas distintas. No es necesario quedar con alguien para mantener una conversación, de igual modo que puedes hacer networking desde tu despacho o en el sofá de casa. Hay dos herramientas que te ayudarán a lograrlo:

  1. LinkedIn: de profesional a profesional.

Esta red social especializada en el ámbito laboral es perfecta para crear relaciones estrechas con empresas o personas con las que compartas intereses laborales. Intenta conservar feedback con ellos y crearás tu red de contactos adaptada a ti y tu situación actual. 

Mantén tu perfil actualizado a través de publicaciones de valor para el sector, te recomiendo que no solo compartas contenido de otros referentes y que te emprendas a crear tu propio contenido para que no te consideren “plagio”. 

Comenta en esos perfiles relacionados, pero… ¡cuidado! no insistas demasiado, el objetivo es tener una buena imagen dentro del sector, y así no lo conseguirás. 

  1. Facebook: la red social por excelencia.

La mejor forma de aprovechar todas las posibilidades de esta plataforma para hacer networking es a través de los grupos relacionados con la actividad o sector al que te dediques profesionalmente.

El objetivo es unirte a ellos para establecer conversaciones con esos miembros, aportar valor o soluciones a las cuestiones que se planteen, etc. Primando siempre el respeto y la profesionalidad, en estos grupos podrás participar en debates interesantes, enterarte de cursos o congresos que vayan a celebrarse y poner en común, con otros colegas, las últimas novedades de tu sector.

  Y no nos podemos olvidar del networking tradicional

Por último, me gustaría hacer hincapié en una práctica muy importante en este ámbito, A mi personalmente me encanta, creo que es la mejor combinación entre la práctica y el aprendizaje.  

Se trata de acudir a eventos y congresos relacionados con tu sector. Esta práctica es verdaderamente interesante porque representas a la empresa con la imagen de tu equipo y aprendes nuevos conocimientos e innovaciones del sector para poder aportar mejoras internas. 

Esperamos que dentro de poquito podamos volver a acudir a ellas presencialmente, pero, por el momento, se realizan muchas de forma online. No es lo mismo, ni hay ese contacto directo con las personas pero igualmente puede ser de gran ayuda. Acude con la misma actitud que a un evento presencial y notarás los resultados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.